7 Principios Básicos para diseñar una Imagen auténtica para tu Marca

7 Principios Básicos para diseñar una Imagen auténtica para tu Marca

¿Qué buscás, un simple logo o convertirte en Marca a través de tu Imagen? Todos queremos ser diferentes y originales, pero... ¿qué hacen realmente las Marcas que deciden construir una imagen visual sólida y auténtica? ¿Cómo consiguen convertirse en Marca a través de su Imagen?

Muchos clientes acuden porque sienten que a su imagen le falta algo, pero no saben qué es, ni cómo solucionarlo.

Otros se contactan para decir que necesitan un logo, cuando en realidad están queriendo decir que necesitan una marca para su nuevo proyecto.

Por norma general, en ambos casos, saben que la Imagen es importante, pero desconocen que el diseño de una imagen supone algo más que trazar formas atractivas basadas en criterios puramente estéticos.

No son conscientes de que, cuando hablamos de autenticidad, de convertirnos en marca, de ser originales y diferentes, no estamos hablando de elegir el color que más le gusta a mi pareja o de seleccionar el icono que utiliza la competencia porque resulta que le va muy bien, sino que estamos hablando de cómo plasmar a través de tu imagen lo que verdaderamente te hace especial y te conecta con tu cliente ideal.

Cuando se les habla de plantear el diseño de su Imagen como algo exclusivo, con un enfoque estratégico que parte por un análisis en profundidad de su Marca, se les abre un mundo nuevo.

De pronto, descubren que pueden diseñar la Imagen de su negocio con un enfoque diferente (enfoque de BRANDING) y que eso les brinda nuevas posibilidades para lograr impactar a través de su imagen, con sentido y coherencia, desde el minuto 1.

Es cierto que alguno(a) se marcha por donde ha venido, porque cree que su Imagen no lo necesita, que eso está muy bien para grandes empresas, pero no para un negocio como el suyo y sigue buscando a la persona que les diseñará un “logo-dibujo” que sea, sobre todo, “muy económico”…

Pero, aquellos que buscan realmente diferenciarse, mostrar todo su potencial y conectar con su cliente ideal se quedan.

Estos entienden que la imagen juega un papel fundamental para posicionar sus productos y servicios en el mercado, porque influye directamente en las percepciones y en el comportamiento de sus posibles clientes.

Quieren ocupar un espacio privilegiado en la mente de su cliente y les acabo de mostrar una forma diferente de hacerlo.

Hoy en día, si quieres destacar y dejar de ser uno más en el mercado necesitas algo más que un logo para que te puedan reconocer y recordar.

A continuación te describo siete principios básicos que puedes seguir para hacer que tu Imagen destaque ante la multitud, sea cual sea el tamaño de tu negocio.

No creas que es algo reservado para las grandes empresas. Vos también lo podés conseguir, solo tenés que hacerlo de forma adecuada. Con poco puedes lograr mucho.

7 Principios Básicos que guían un diseño que Marca

  1. El diseño de tu Imagen debe comenzar por un análisis previo sobre tu Marca
  2. Tu imagen tiene que proyectar lo que te hace especial
  3. Tu imagen tiene que conectar con tu público objetivo
  4. Tu imagen tiene que reflejar la personalidad de tu Marca
  5. Tu imagen tiene que tener un lenguaje visual propio. Un logo no basta.
  6. Tu imagen tiene que mantener una coherencia visual absoluta
  7. Tu imagen debe guardarse en un manual de Imagen

1.- El diseño de tu Imagen debe comenzar por un análisis previo sobre tu Marca

Todo diseño de Imagen debe comenzar por un análisis previo de la Marca

¿Cómo es tu Marca y qué valor ofrece a tu cliente ideal?

Comenzar a diseñar la imagen de tu Marca sin haber definido claramente cuáles son los rasgos que mejor la describen es un grave error que comenten muchos emprendedores y dueños de pequeños negocios.

Tienes que decidir cómo quieres ser percibido por tu cliente ideal para, más tarde, poder proyectar esa imagen a través de tus diseños.

Si diseñas la Imagen de tu Marca limitándote a aspectos puramente estéticos, pierdes la oportunidad de mostrar al mundo el alma de tu Marca, su “YO” más auténtico, de remarcar eso que la hace diferente, su personalidad, sus valores…

Podrás tener una imagen más o menos bonita, pero te resultará muy difícil sobresalir, no dejarás de ser uno más del montón.

Por el contrario, cuando pones en valor lo que realmente te hace diferente a través de tu Imagen, esto no ocurre. Por eso es crucial que lo definas antes de empezar a diseñar la Imagen de tu Marca.

No te dejes arrastrar por la mayoría y aprovecha la oportunidad de ser realmente original. Ya sabes, es mucho más fácil destacar cuando los demás no lo hacen tan bien.

2.- Tu imagen tiene que proyectar lo que te hace especial

Todos tenemos algo especial, somos diferentes en algo.

Todos tenemos algo especial, somos diferentes en algo… Si te pregunto por qué debería elegir tus productos/servicios y no los de tu competencia, no dudo que sabrías explicármelo… Pero, ¿Lo refleja claramente tu imagen?

No basta con serlo, hay que parecerlo.

Tus diseños juegan un papel crucial en este aspecto. Tu imagen debe ser capaz de proyectar tu versión más completa, debe reflejar los aspectos diferenciales de tu Marca de forma clara y atractiva.

No lo dudes, eres lo que tus clientes ven de ti, no lo que dices que eres.

Todos los elementos gráficos que dan vida a la imagen de una Marca (colores, tipografías, símbolos, imágenes, etc.) tienen significados y las proyectan.

Define qué es lo que te hace especial y encuentra los elementos gráficos que mejor lo proyecten. No pretendas parecerte a nadie, no lo necesitas, tú eres único y especial.

3.- Tu imagen tiene que conectar con tu público objetivo

El diseño de tu Imagen debe reflejar el alma de tu Marca, pero a su vez, también debe conectar con tu cliente ideal. Esta es la forma de marcar la diferencia.

Es evidente que para ello necesitas definir a tu cliente minuciosamente. Cuanto más lo conozcas más posibilidades tendrás de atraerlo y seducirlo a través de tus diseños.

En la actualidad el placer estético se valora de forma muy positiva. Nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos y genera el deseo de compartir con otros ese mismo placer. El placer estético nos une.

Si además es original y tiene la capacidad de transmitir valores, se convierte en un vínculo emocional de un poder extraordinario que no debes dejar escapar.

Aprovéchalo para mostrar, a través de tu Imagen, tu yo más auténtico, sorprende a tu cliente ideal y sedúcelo.

Tené en cuenta que se compra con la cabeza y con el corazón. Las imágenes, y el diseño gráfico en general, influyen directamente en las emociones, en nuestro corazón… Tienen el poder de fascinarnos. Utilízalo, a tu favor.

4.- Tu imagen tiene que reflejar la personalidad de tu Marca

Dotar de personalidad a tu Marca y hacerla más humana es otro factor determinante para crear vínculos emocionales con tu cliente y reflejar esa personalidad a través de tu Imagen es una de las formas de diferenciación más potentes que existen.

El diseño de tus piezas de comunicación ofrece grandes posibilidades para mostrar la personalidad de tu Marca, te permite transmitir percepciones y sensaciones y diferenciarte de forma más clara.

Es muy importante que lo hagas, porque influye directamente en el tipo de relaciones que estableces con tus clientes.

Una marca puede ser divertida, apasionada, sofisticada, aventurera… y un largo etcétera. Exactamente igual que las personas.

Además, cuando dotas de una personalidad a tu marca, la haces más cercana, más humana. Y eso influye en las actitudes y en los comportamientos de tu cliente ideal hacia tu marca.

¿Qué tipo de relación querés crear con tu cliente? Esta es la pregunta que debés hacerte.

Encuentra el tipo de relación que consideres más atractivo para acercarte a tu público y selecciona los elementos gráficos que mejor proyecten tu personalidad.

Una personalidad bien definida te da muchas respuestas acerca de los elementos gráficos más adecuados para diseñar tu imagen.

Pensá, si fueras diseñador o diseñadora de moda ¿vestirías de igual forma a una persona aventurera y dinámica que a otra clásica y tradicional?

Pues con una marca pasa exactamente igual. Una marca aventurera exigirá un uso de formas, colores e imágenes que no representa en absoluto a una marca clásica y tradicional.

5.- Tu imagen tiene que tener un lenguaje visual propio. Un logo no basta.

Aunque el logo sea uno de los elementos gráficos más distintivos e identificativos de tu negocio, no es suficiente. Necesitas crear un estilo propio.

Si querés lograr una Imagen sólida, coherente y profesional y querés conectar con tu cliente de forma eficaz, un logo no basta, así de claro.

Aunque el logo sea uno de los elementos gráficos más distintivos e identificativos de tu negocio, no es suficiente. Necesitas crear un estilo propio, un universo visual más amplio que aporte solidez y coherencia a tu Imagen.

Además del logo necesitas seleccionar un conjunto de elementos gráficos para dar el mismo estilo a tus diseños, para proyectar visualmente la promesa de tu marca, su personalidad, sus valores… Para transmitir confianza y profesionalidad

Encontrá el atuendo perfecto para tu marca y vístela acorde a su personalidad.

¿Cómo se viste una Marca?

Una marca se viste a través de colores, tipografías, formas, símbolos, imágenes, texturas, etc. que mejor proyecten su personalidad. El logo, aun siendo importante, no es más que una parte de ese atuendo.

No se trata de elegir elementos al azar, simplemente porque sean más o menos bonitos. Se trata de trasladar conceptos a imágenes, ideas a formas. Todo tiene un porqué. Cada uno de los elementos que elijas debe estar dirigido a proyectar un rasgo diferenciador de tu marca.

6.- Tu imagen tiene que mantener una coherencia visual absoluta

Todo negocio genera piezas de comunicación constantemente. Los pequeños negocios como el tuyo o el mío, también. Es imprescindible que mantengamos una coherencia visual en todas ellas.

Necesitamos expresarnos de forma visual casi a diario: publicaciones en las redes sociales, actualizaciones del blog o de la web, folletos, anuncios, presentaciones de nuestros productos o servicios, tarjetas que intercambiamos en nuestras reuniones, etc.

Todo, absolutamente todo, habla de ti. No debes dejar nada al azar.

Acudamos a tu tienda física, visitemos tu web o tus redes sociales, recibamos en nuestro buzón un flyer de tu negocio o una oferta por email… Siempre debemos recibir las mismas señales. Tu seña de identidad.

Si lo hacés bien, llegará incluso el día en el que no será necesario ver tu logo para que podamos identificarte.

Y eso solo se consigue respetando los dos últimos principios básicos que acabo de describirte. Creando una identidad visual exclusiva rica en matices y respetándolo en todo momento.

¿Te suenan las nubes de MoviStar o el payaso de MacDonald´s? ¿A que no es necesario ver sus logos para identificarlos?

Esta es la forma de activar tu Marca en todos los puntos de contacto y de hacerte un hueco en la mente de tu cliente ideal proyectando una imagen sobre tus productos y servicios que muestran lo especial que eres.

Serás reconocido y recordado allá donde tenga presencia tu Marca.

7.- Tu imagen debe guardarse en un Manual de Imagen

Este es otro principio básico que pocos emprendedores y dueños de pequeños negocios consideran y casi nadie hace

Un Manual de Imagen es un documento que resume cuáles son los diferentes elementos gráficos de tu Marca: el logo, los colores y las tipografías corporativas, las texturas, los símbolos identificativos, el estilo fotográfico, etc. y describe cómo deben aplicarse visualmente en diferentes escenarios, en todos los puntos de contacto con tu cliente, tanto online como offline.

Una idea muy extendida, y muy equivocada, es la de pensar que solo las grandes empresas como Coca Cola necesitan un Manual de Imagen.

Es un gran error porque por muy pequeño que seas un Manual de Imagen puede hacer mucho por ti y por tu negocio. NO se trata de tamaños sino de hacer la cosas bien a mayor o menor escala.

Un Manual de Imagen no tiene por qué ser un documento extenso ni complejo. Una guía sencilla bien construida puede ser más que suficiente para ver fácilmente cuáles son los diferentes elementos gráficos de tu Marca y cómo se relacionan entre ellos para crear un estilo consistente y coherente

Es evidente que vos no vas a necesitar tantas aplicaciones de Marca como Coca Cola, pero, a menor escala, sí vas a crear constantemente piezas de comunicación para dirigirte a tu público.

Tener una guía a mano facilita mucho tu trabajo diario ya que dispones de elementos de comunicación bien definidos.

Simplemente tienes que seguir tu Manual de Imagen y ser muy fiel a lo establecido.

Ante cualquier duda solo tendrás que consultar tu guía y comprobar que lo que tienes en mente es coherente con tu Imagen. Tendrás todas las respuestas a mano.

Por tanto, un Manual de Imagen:

  • Te ayuda a trabajar más rápido y mejor.
  • Te garantiza una comunicación bien enfocada.
  • Tienes a mano todos los medios necesarios para realizar acciones de comunicación efectivas.
  • Te asegura que vas a mantener a salvo el trabajo realizado. Puedes ver de un solo vistazo la riqueza visual de tu Imagen y de todo su potencial para su desarrollo presente y futuro.
  • Y te garantiza que no vas a perder la esencia de tu Marca mientras tu negocio va creciendo.

Como ves, un Manual de Imagen es la fórmula para mantener a salvo la Imagen de tu Marca. Considérala como una buena inversión porque nunca más vas a tener que empezar de cero

En suma, si querés que la Imagen de tu marca sea auténtica y memorable, no debés infravalorar la importancia del diseño.

La imagen tiene un poder extraordinario y consigue condicionarnos a la hora de tomar decisiones.

Las imágenes facilitan el recuerdo de Marca. Tienen la capacidad de ser capturadas, reconocidas y recordadas por la mente en cuestión de segundos.

Analizá tu marca, asociá su Imagen a un conjunto de elementos gráficos propios: símbolos, iconos, tipografías, formas, colores… Marcá tu propio estilo y respétalo siempre.

Esta es la forma de proyectar lo que te hace diferente y de lograr hacerte un hueco en la mente de tu cliente a través de tu Imagen.

Y solo entonces podés decir que te convertiste en Marca.

Si querés ponerlo en práctica te invitamos a que te contactes con nosotros y, juntos, vamos a crear la marca, tu marca.