Valores que todo Community Manager debe tener

Valores que todo Community Manager debe tener

Seguramente hemos visto y leído infinidad de artículos, infografías e incluso libros que hablan de las características que todo Community Manager debe de tener para ser un verdadero profesional y mejorar la calidad su trabajo: ser analítico, objetivo, estratega, autodidacta, organizado, buen escritor, entre muchas otras. Incluso se nos dice que debemos poseer algunas capacidades que nos ofrecen otro tipo de profesiones, tales como aprender a “apagar fuegos” como hacen los bomberos, ser una especie de súper héroe que combata a villanos y trolles de internet, ser un diseñador creativo que optimice el diseño de perfiles de las cuentas que manejamos y un largo etcétera.

Pero ¿y qué hay de los valores que todo community manager debe tener para su trabajo? ¿Alguien ha reflexionado al respecto? Podemos ser todo lo que mencioné en el párrafo anterior y aun así no tener algún valor que respalde todas y cada una de nuestras acciones profesionales. Los valores tienen una gran influencia en el comportamiento y actitud de una persona y sirven como directrices generales en todo tipo de situaciones, ya sean personales y/o profesionales. Entonces, ¿por qué no aplicarlos directamente sobre nuestro trabajo?

No quisiera desatar algún tipo de polémica moralista o algo por el estilo con el presente artículo, pero si pensamos un poco, los siguientes valores (ya sea adquiridos desde nuestro nacimiento o conforme a la práctica) pueden influenciar directamente a la reputación de la marca o servicio que estemos desarrollando:

Optimismo

Si encendemos con algo de pesimismo nuestras computadoras, tablets u otros dispositivos donde trabajemos, seguramente el día laboral seguirá su curso con ese mismo sentimiento hasta verse reflejado en nuestro trabajo de gestión de redes sociales. Hay que verle siempre el lado bueno a lo que hacemos; aunque estemos frente a una pantalla por horas buscando, escribiendo y editando información, hay que hacerlo porque verdaderamente nos gusta. Nunca olvidemos eso.

Paciencia

A veces trabajamos en una publicación con muchas más ganas de lo normal y creemos que tendrá una buena respuesta con nuestra audiencia, que se verá reflejada en el número de likes y shares que tendrá y… resulta todo lo contrario. O, tenemos que estar repitiendo exactamente la misma información a una persona que no la entiende. O, Facebook e Instagram se caen y no sabemos exactamente qué hacer. Esos son algunos de los ejemplos que nos harán aprender a ser pacientes, nos guste o no. Tenemos que tomarnos unos segundos y varias respiraciones antes de caer en la desesperación.

Perseverancia

Probablemente al principio de nuestro trabajo, no obtengamos la respuesta deseada por parte de nuestros seguidores y, cuando hagamos la analítica de nuestras redes, nos sintamos un poco frustrados ante ello. Pero hay que recordar que el éxito se construye poco a poco y a base de mucho trabajo y mucha perseverancia. Por eso se llaman “objetivos”; hay que alcanzarlos sin rendirnos.

Amabilidad

Siempre, siempre ser amable con las personas con las que estamos interactuando en la red. Saludar con un “buenos días” o desearles una excelente semana, son pequeños detalles que a los seguidores les agradan y que irán forjando un propio estilo a tu trabajo. Hay que ser siempre agradecidos: el tiempo de las personas en la red es muy valioso.

Responsabilidad

Todas nuestras publicaciones, respuestas, comentarios, likes y shares son totalmente nuestra responsabilidad, así que debemos tomar a este valor muy en cuenta cuando estemos trabajando con nuestras redes; debemos de manejarlas de acuerdo a los objetivos planteados por nuestras marcas y/o clientes. Siempre recordar: los aciertos y errores corren por nuestra cuenta.

Respeto

Tratar a nuestra competencia con respeto o contestar a un troll de internet sin querer insultarlo -admitámoslo- a veces cuesta trabajo, ya sea porque nos entra el gusanillo de la envidia y criticamos el trabajo de otros o porque nos sentimos atacados ante alguna situación. El respeto es la base de toda educación y si lo aplicamos en nuestra vida diaria, también debemos aplicarlo a nuestra vida como Community Managers. Hay que ser empáticos y pensar “¿a mí cómo me gustaría que se me tratara en la red?” Y ahí tendremos la respuesta.

Compromiso

Y finalmente, si manejamos varias cuentas ya sea de un sólo cliente o varios, debemos de estar comprometidos a actualizarlas conforme lo establecido previamente y sobre todo, hacer un buen esfuerzo en ello. Queremos la lealtad de la gente con la que trabajamos y también la de nuestro público meta, así que debemos estar 100% comprometidos con la labor que hacemos.

Emplear estos valores como parte de nuestro trabajo de Community Managers, seguramente nos traerá muchos beneficios que, a la larga, darán de qué hablar sobre nuestro trabajo de manera positiva y también nos ayudarán individualmente a ser mejores profesionistas.

¿Que te han parecido estos 7 valores que todo Community Manager debe tener para su trabajo? ¿Agregarías alguno?